15.687 PALABRAS

de Joaquim Domènech

 

De Sant Joan de les Abadesses a Terrassa, de treballar al tèxtil a dirigir una xarxa de traficants d’or. La vida passa ràpid però és plena de sorpreses.

25,00 IVA inclòs

Esgotat

FRAGMENT DEL LLIBRE:

[…] De esos primeros años es el recuerdo más antiguo que tengo: estoy en los brazos de mi padre, frente a una puerta pequeña de la iglesia donde fui bautizado. Dentro, veo que unos hombres tiran de unas cuerdas. Con un polvo de siglos y un ruido espantoso que me provoca un miedo atroz, arrancan los retablos del altar mayor. Pronto arderán.

Otro recuerdo imborrable ocurrió una mañana, cuando yo estaba en el parvulario con las monjas que nos atendían. De pronto, oímos un estruendo ensordecedor y corrimos a mirar por la ventana. Eran los aviones de los nacionales que bombardeaban la montaña de La Plana, a menos de 2 kilómetros. Al poco, entró mi abuela Maria, me puso un trozo de madera en la boca (para que el estruendo de las bombas no me reventara por dentro, decían) y me llevó por la carretera de Olot. La cuneta estaba llena de gente tumbada.

Menta, on vas amb aquest nen? –le decían.

A la font dels Vermells –decía ella–, allà segur que no tiren bombes.

Utilitzem cookies per facilitar l'experiència en aquesta web i la relació amb Publiquem. Navegar-hi suposa acceptar-ne l'ús, d'acord amb la nostra política de privacitat.